domingo, 18 de marzo de 2007

Canta para mi

"En ciertos ademanes furiosos que durante la escena él había mostrado al mirarme o, mejor dicho, al acercar a mí los dos agujeros negros de su mirada invisible, yo había podido medir el salvajismo de su pasión. Para no haberme tomado en sus brazos cuando yo no podía ofrecerle ninguna resistencia, era preciso que aquel monstruo fuera también un ángel, y, tal vez, después de todo, lo era un poco, el Ángel de la música, y quizá lo hubiese sido por completo si Dios le hubiera vestido con belleza en lugar de vestirlo con pobredumbre."

XIII
La lira de Apolo
El Fantasma de la Ópera

por Gaston Leroux



...Cuantas semejandas podra a ver entre este fragmento y la realidad...

2 comentarios:

la rubia... dijo...

si si? ahora? probando?? me deja comentar???

la rubia... dijo...

SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII... bueno, ya te lo he dicho no? ;)

un besazo apa