lunes, 26 de septiembre de 2011

Clavos

Clavos, heridas, esas pequeñas cosas que vivimos y una vez sucedidas, arrastramos.
Clavos que hacen que nuestros bolsillos pesen como la vida misma, y nos anclan en el sitio.
Clavos que hacen que nada más abrir los ojos, pienses que es un asco de día.
Clavos que hacen la herida más profunda.
Clavos que no pueden durar toda la vida, y no debemos permitir que lo hagan.

Pero hay clavos, por los que no puedes hacer nada, y simplemente están, haciendo daño.




Arranca los clavos o deja curar la herida.

9 comentarios:

Club dijo...

un clavo saca a otro clavo,
es lo unico que se,
y es tan real como la vida misma

besos guapa, te espero aqui

Descubre LES Zaragoza dijo...

Si no los puedes sacar, acostúmbrate a ellos, el dolor a veces, simplemente, nosotros lo sobrevaloramos. Te dejo un rato mi martillo. Muasssss!!!!

bea dijo...

pero esto qué es?

club y tú , volviendo el mismo día?

casualidad?

francamente, no lo creo.

Desviada dijo...

Bea no ha leído el post ¿verdad?
No, lo digo por el comentario...

Coquí, me ha gustado.

Por ahi arriba dicen que un clavo saca otro. Yo no lo creo pero puedes intentarlo con un imán potente...

Nosu dijo...

arranca los clavos, sino, la herida no cura.
aunque siempre queda un poco de cicatriz

iTxaro dijo...

ufff te entiendo porque tengo un clavito ..... que ¡vaya tela!

y no se yo si esa teoría del clavo que saca otro es cierta (la verdad es que no la he probado ..)

besazos con achuchón

LaRepo dijo...

Estoy con Nosu... (quieres unas tenazas?)

Hormiga dijo...

Bueno, la que está como un clavo para lo que necesites soy yo eh?? Si te molestan mucho dímelo, que yo soy de "la ginnasia" y te los saco en un periquete!

Shhh... dijo...

Uy, ¿de vuelta por aquí? bien bien