viernes, 4 de julio de 2008

Pararé?

Ni que decir tiene que los viajes me desconcentran (me explico) pierdo la noción del tiempo, por lo que los planes personales, se me acumulan, porque pienso que queda mas tiempo para que lleguen... pero no!! te das cuenta que es mañana mismo cuando has quedado con ochocentientas mil trescientas venticuatro personas! y que es lo que a ti te apetece realmente? Quedarte en casa, viendo una peli, porque no tienes ganas, porque estas muerta de cansancio, que se me nota a la legua, que mi espalda no da mas de sí, dormir cada día en una cama distinta, cientos de kilómetros cada día... para que llegues al lugar, y te diga, oye mira es que ha tenido que salir, volverá mañana, y te quedas con unas ganas de ir a por el y pegarle una ostia. Pero no, no puedes hacer nada, porque es el cliente, y entonces le pones buena cara, y le dices, no te preocupes, la próxima vez que pase por la zona le llamo (y una mierda! si quieres algo me buscas pedazodecabron), otras veces pseudo compensa, porque cuando llegas al sitio, el cliente te esta esperando con los brazos abiertos, y dice que no quiere hablar de trabajo ahora, que te va a enseñar su ciudad para que me desquite un poco de tanto trajín. Y te lleva a una plaza preciosa cerca de allí, para invitarte a unas raciones y unas cañas, ya que es casi la hora de comer. Otras veces, cuando toca comer sola, terminas haciendo migas con la dueña del restaurante, que hasta te invita al café y te da conversión, conversión que no es ni de grabadores digitales, ni de cajas acústicas, ni del sistema de procesado que llevan las cajas, ni de descuentos, ni de alcances, ni de potencia, ni de etapas de potencia... si no de conversaciones normales, que pueden surgir entre dos extraños... hasta el punto de que me de su numero de teléfono, porque como estoy sola por la ciudad, por si necesitara cualquier cosa que la llamara... hay cosas que no se pueden llegar a agradecer. Entre las idas y venidas, he pasado practicamente dos semanas fuera de casa. La semana que viene, me tocaba otro viaje, pero mi jefa, me lo ha prohibido.

Ahora tengo que centrarme en que mundo estoy... porque no se por donde empezar...

5 comentarios:

Sari dijo...

Empieza por respirar hondo mientras dices para tí "soy un junco hueco...."..... ;-p.

Besitos.

Jei dijo...

en El mundo Heijei xDDDDDDDD
vale, chiste fácil ;)

dios, esto te va a recordar que me tienes q contar 3 chistes, verdad? :S

un besooooooo

ArisPiQ dijo...

Siiii soy un junco Hueco... siii! jejeje cuanto tiempo sin escuchar esa frase ;)

Nena, respira, relajate, descansa, decica el tiempo que te tengas que dedicar a ti y los demas ya llegaremos... pero vamos, que me debes un telefonazo minimo para contarme tus aventuras ;)

(que te echo de menos)

Muak!

Laura dijo...

Descansa nena y disfruta de tu tiempo y haz con él lo que te apetezca, que el poco tiempo libre que tengas lo disfrutes haciendo lo que te dé la real gana! Este finde a divertirte y la semana que viene a dormir en tu camina! Muaks

La_GarraPata dijo...

Aiiiii...mi estresada..si te lo tengo dichooo..te quemaba la agenda y todos esos planes que tienes y te daría tiempo para que te pares a mirar alrededor y descanses....un besoo grandeee