martes, 16 de enero de 2007

El hombre de mi vida

No voy hablar de las enfermedades que rondan la bollosfera, ya todo el mundo sabe de mis dolencias y mis torpezas, ya se han encargado de ello mis queridísimas, Agüela Cebolleta y la OjoPipa de Rita (por cierto, gracias de nuevo por lo de TORPE, y encima natural la torpeza… si es que hay que joderse, cría cuervos que te sacaran los ojos!) Pero si diré que las tristezas nunca vienen solas, y esta semana por lo que voy notando le esta tocando al hombre de mi vida, mi hermano, el siempre ha estado a mi lado sin echarse encima de mi, me ha escuchado mientras yo no le estaba contando nada, una persona que con la mirada me decía y me continua diciendo que algo pasa. Me encanta que me abrace y me encanta abrazarle. De pequeña me he hecho la dormida mil veces para que me llevara en brazos a la cama y me arropara, y justo cuando lo estaba haciendo me decía al oído, que sabia perfectamente que me estaba haciendo la dormida y a mi me entraba la risa floja. Nos montábamos en su habitación una cabina de avión en la que el era el piloto y yo el copi. Poníamos a sonar “La Guardia” y el tocaba la batería con una silla y dos lapiceros y yo la guitarra con una raqueta vieja, hasta que mi madre decidió comprarme una batería de verdad (aunque de juguete, al menos ya no eran unas sillas) y tras esto una guitarra eléctrica, con su amplificador, pie de micro y micro (era una pasada). Ya han pasado muchos años de nuestra época de musiquillos, el es ocho años mayor que yo, y últimamente le noto raro, le noto tristón, se que de una manera indirecta le están haciendo daño y lo que le ocurre es que se esta desilusionando, desilusionando de lo que creía el amor de su vida, y yo estoy en un momento de bloqueo y me jode por que no se que decirle, no se como hacerle para poder disuadir de alguna manera por lo que esta pasando. Sabía que tarde o temprano esto le iba a suceder, siempre se dice que desde fuera las cosas se ven de distinta manera, y por otro lado me da rabia conocerle tan bien. Se esta derrumbando y mantiene el tipo como todo un campeón, él por dentro esta hecho de cristal, es mucho mas frágil que yo, y también mucho mas cabezota. Anoche me sentía sola y sin fuerzas, tengo a mi madre mala, otra cabezota que no me hace caso, digo yo que por una vez que me lo haga no le va a pasar nada, me pasé la noche haciendo manzanillas y de paso en una de estas me hice una tila para mi, mientras tanto, retumbaba en mi cabeza la conversación con mi hermano, tuve la sensación de como si el nudo que se te forma en el pecho por la impotencia o por la situación, se te cae al suelo de puro cansancio.

Esta canción me la dedico mi hermano hace tiempo, el estaba en un concierto de Amaral en Málaga y yo estaba en Palma, era de noche y aun estaba en la playa, recuerdo que me llamo para que escuchara la canción. Es irremediable para él y para mi recordarnos mutuamente cuando la escuchamos.




Si tan solo pudiera hacer algo para que al menos las cosas fueran más fáciles de llevar, o no nos pesaran tanto sobre la espalda.

Feliz Martes.

5 comentarios:

Eresus Online dijo...

Vaya, eso es querer a un hermano...yo es que nunca he tenido una relación con ellos demasiado intensa, pero te entiendo y envidio.

Pues no se, a lo mejor, hacer, hacer,no puedes hacer mucho...pereo está claro que simplemente con estar a su lado apoyándolo, pues harás más de lo que parece.

Seguire leyendo por aquí...

Rita The Singer dijo...

En ocasiones como ésta, mi querida amiga, aunque nos pensemos que nada de lo que hagamos puede ayudar, sólo con estar al lado de tu hermano le reconfortará mucho más que otra cosa.

Un besín.

shanika dijo...

Seguro que encuentras la forma de hacerselo más llevadero o de que recuerde que tiene una hermana muy cerquita por si quiere acudir a ella...
Un besete!
(ánimo)

estrella fugaz dijo...

no se puede hacer mucho, no, más que estar a su lado y apoyarle.
Un beso muy grande, y suerte a los dos.

Gris_oscuro dijo...

Hoy que te encuentro, y te encuentro triste...me sabe mal y, me gustaría decirte que, a veces, aunque sepamos que no es probable, nos gusta que nos digan que todo saldra bien. es precioso lo que contaste de tu hermano llevandote dormida a la habitacion, es lo que todas imaginabamos, de pequeñas, que seria tener un hermano mayor...
animos y a esperar tiempos mejores,
Gris