viernes, 16 de julio de 2010

Cuestión de huevos

Una relación laboral comienza dando un apretón de manos como formalización del mutuo acuerdo.


Pasado unos años, te cogen del codo para frenarte y decirte algo… el acuerdo inclina hacia un lado de la balanza


Y el día menos pensado, la mano ya ha subido al cuello para ahogarte. La balanza cedió.


Y a esto, nos exponemos todos.


4 comentarios:

Boopit dijo...

Te has quedado sin trabajo!?!?!? Juer nena, lo siento!! Y si no es así... pues no sé qué decir... por qué haces los mensajes tan crípticos!?!??!! ^^

M dijo...

Si es que la confianza da asco, y al final acabas haciendo más cosas de las que te corresponden o bien cargas con las culpas de otro. La vida laboral es una puta mierda.

Coquí dijo...

Aclaro, no soy yo, es por un compañero. Y no ha sido pq la empresa vaya mal, es lo mas jodido.

Alson dijo...

El bisnes es el bisnes...no se casa con nadie.