martes, 25 de agosto de 2009

Ciudades de cuento, y tiritas

Eso han sido estos siete últimos días de vacaciones.
Ciudades de cuento como Ámsterdam, Utrecht, Bruselas, Gante y Brujas. (Aunque Bruselas no era tan de cuento) Ciudades con rincones curiosos, con encanto propio, incomparables con nada antes visto, al menos, por mis propios ojos.

Pero todas las sensaciones que yo allí, en cada sitio, he podido sentir, es debido al conjunto de las situaciones: la compañía (sobretodo), el ambiente, el lugar, las conversaciones, las sonrisas, los comentarios y las grandes frases y conclusiones.
Conclusiones como que todas las “ostias son tontas” hasta el momento nadie ha visto o ha sufrido una “ostia lista”, que si yo miro al suelo soy un buen partido “Coquí, lo que tu tienes que hacer es mirar al suelo, que siempre te encuentras cosas” (que se lo digan a Rita si no). Conclusiones como que una barra de pan es suficiente para reunir en un solo punto a todos los cisnes y patos de los canales de Ámsterdam, y a las gaviotas ladronas también.
Que si vas en bici por allí hay que tener mucho cuidado con los raíles del tranvía, la rueda se te puede meter en uno y corres el riesgo de caerte, bueno, sin raíl también te puedes caer sobre un coche (verdad?) o si no, te atropellan directamente las otras bicicletas que vengan detrás tuya.
Así que solo silbamos alegremente la canción de verano azul, los primeros 5 min. de subir en las bicis.
Todo el mundo se lleva las manos a la cabeza al grito de “postales!!”
Graciosas, por llamarlo de alguna manera, eran las calles sin salida del barrio rojo en Ámsterdam, yo personalmente, salí acojonada y descojonada de la risa, de allí.

El museo erótico no me enseñó nada nuevo, la casa de Ana Frank me acercó un poco mas a la historia real vivida años atrás, y pasó de ser un libro a una realidad, salí de aquella casa con una sensación extraña. El museo Van Gogh me descubrió a un pintor que me encantó, aunque yo no tenga esa sensibilidad para apreciar los cuadros.

Nos convertimos en ladrones fugaces de nocilla en pequeñas dosis. De paso, también robamos un cuchillo para poder untarla, claro está. El pan, lo comprábamos (costase lo que costase)

Bruselas tiene una Giralda en la Grand Place, que veíamos todas las noches desde la terraza del ático. Toda la ciudad huele a chocolate y kebab. Sin embargo Ámsterdam huele a porro.

Todo el día fuera, paseando, viendo, viajando en tren, disfrutando al lado de seis personas mas, dejaba mucho tiempo para poder hablar y conocer, digo conocer, porque había tres personas a las que no conocía, tan solo en algún momento que habíamos coincidido antes, pero no mas. Y de esto, por una parte, me llevo una sensación muy agradable.

Un viaje en el que como poco, he tenido tiempo de descansar psíquicamente (porque físicamente, digamos que no, incluso, he adelgazado un poco) sabia que esta desconexión temporal iba a venirme bien, tenia que venirme bien, porque estaba en una espiral sin salida. Me siguen doliendo las heridas, pero están con su tirita puesta y curando. Que es lo que tanto he estado buscando, tiritas! Y yo sin darme cuenta de que lo que necesitaba era una tirita.



Gracias por este viaje

14 comentarios:

no more dramas dijo...

que envidia de viaje ¬¬ ok, ya está.

acabo de entender por qué he salido tan gilipollas, crecí escuchando un vinilo de Enrique y Ana con las tablas de multiplicar! que cansinos, no?

en fin, un besote, guapa.

copo dijo...

Pues me ha encantao el video.. jajajajajaja.. me partooo, joer cmo va creciendo la niña!!!.. y ese viaje, me alegro que lo pasaras bien.....

y bbienvenida a la rutina!!!!

un besicoooo

^lunatika que entiende^ dijo...

Pedazo de viaje!!
Si es que... No hay nada mejor que irse fuera con buena compañía para enriquecer el alma... Ains...

Un beso.

Lena dijo...

Me alegroq ue hayas podido desconectar. Espero que la vuelta a la realidad no sea muy dura, pero si ya tienes las tiritas puestas sin problema!!!

Lo mejor de lso viajes son las sensaciones... y al parecer tu las has tenido de casi todos los tipos.

Rebienvenida

iTxaro dijo...

me alegro que hayas podido desconectar ahora a seguir..... con nuevos aires

yo llevo gastadas muchas cajas de tiritas pero no sirven de nada se despegan a la mínima, asi que he decidido dejar abierta la herida, total.....

un beso

Inshalá dijo...

Eso es un viaje y lo demas tonterias!XD
Pues es una alegria eso de las tiritas,pero asegurate de ponerle betadine...para que cicatricen bien y no den la lata...;-)
Bs!

M dijo...

Q gustazo de viaje, seria genial poder tener ese tipo de sensaciones y ese estado de animo durante todo el año y no solo en vacaciones. Poco a poco las heridas se van cerrando y las tiritas ayudan un poquito.

Jei dijo...

qué guay!
moooooooooooola y me alegro un montón que hayas desconectado

:)

cris dijo...

VEs?? ainsss.
Bueno, el caso es que ahora no vuelvas otra vez a esa espiral, así que te quiero ver como ahora mismo.
Besucos.

Si puedo estar un par de días por Madrizz se lo digo a Sweet y te llama, vale? tengo ganas de volver a verte ;)

Jo dijo...

Que pedazo de viaje, así no me extraña que salgas de la espiral y de lo que quieras. Y lo de las tiritas... lo bueno es que las cicatrices van haciendo callo y cada vez duele menos o de distinta manera.

Labrujamala dijo...

en estos momentos te estoy envidiando... y mucho... y nada de envidia sana.. es de la malaaaaaa jajajaja

un besazo niña!!!!

Alson dijo...

¬¬¬¬¬¬;)

Abernathy dijo...

Me ha gustado saber a que huele Bruselas, lo de Amsterdam me lo imaginaba XD

Saludos!

Nefer dijo...

Pues me encanta que al final hayas decidido ponerte la tirita, cuando ya se tiene la herida "sólo" hay que dejarla cicatrizar.
Besos