martes, 25 de noviembre de 2008

Mirando alrededor (y dentro)

En pocos días estamos ya en el mes de Diciembre, y sin apenas darme cuenta, el año ha pasado fugaz. Sin embargo hoy el día se me esta haciendo una eternidad. Me queda terminar en la oficina, llegar a casa, hacer la maleta...

El tiempo... cuanto tiempo con el tira y afloja, cuanto tiempo con incertidumbres, cuanto tiempo con negaciones, cuantas cosas han pasado en tanto tiempo. Dicen que si algo no pasa en un momento adecuado es porque no tenia que pasar, que todo tiene su momento. Supongo que todo esto será verdad, o es lo que preferimos creer... Evidentemente cuando cerramos una puerta, abrimos otra, por el mero hecho de que tenemos que seguir andando, sea en la dirección que sea.

Lo malo de cerrar puertas y abrir otras, es que aun quedan restos de lo que el viento hizo entrar en nuestra habitación, y lo arrastramos en las nuevas puertas hasta que conseguimos barrer todo bien. Ya me estoy liando a hablar sola, menos mal que no sabia muy bien de que escribir.

Y lo bueno, lo bueno... la ilusión de comenzar un nuevo camino. Todo lo nuevo o nos asusta de muerte, o nos llena de ilusión, que bajo mi punto de vista, es el único motor de la vida.
Ya sea de lo mas mínimo, pero tener ilusión en algo, en alguien. A veces esta pequeña amiga llamada ilusión, la perdemos de vista, pero eso no significa que no este, solo que la perdimos de vista (ya lo he dicho no?). Quizás mi ilusión sea el paso de los días, quizás sea una sonrisa, quizás sea tan solo un momento. Quizás sea una bolsa de pipas saladas, quizás sea pasear al lado de alguien especial, quizás sea ir a comprar gomina y quedarmela yo, aunque no la utilice, quizás sea intentar hacer un cumpleaños especial lleno de detalles, quizas sea hacer sonreír, quizás sea meterme en la cama cuando se hace tarde, quizás sea cogerla de la mano en el teatro, quizás sea que ella busque la mía por la calle. Quizás... quizás. La ilusión esta escondida en tantos sitios, y en tantos tamaños y formas, que no es difícil perderla de vista en algún momento dado. Pero saber, que aunque se pierda de vista, sigue estando en nosotros.

Ahora me acuerdo, que me dijo Club, que ella cuando escribía miraba y remiraba lo que ponía... como ves, yo no lo hago, escribo lo que se me antoja tal y como viene, y fin.


Me gusta como eres

aunque tenga que cuidar imperios

7 comentarios:

Laia dijo...

lo que hacen unas pipas ¬¬¬¬¬¬¬

Jei dijo...

es que las ilusiones, a veces, se cumplen, ¿verdad? ;)

mua!

yuyu dijo...

jajaja, oye que tengo dos millones y quiero que guardes mi imperio, puedes metermelos en el banco dentro de una hora cuando salga de la carcel? si si.. venga que no te cuesta nada, y si tienes dudas, te dejo a la pipiola que te lo explique XD

Laia dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDDDFJAKS encima que te tengo en consideración!!! malditas catalanas ¬¬

Abeja-Maya dijo...

Ojala sea verdad que aunque no se vea está, porque la verdad es que hay veces que es muy difícil seguir andando.

Un besito.

tania dijo...

Te voy a regalar un gps nuevo hija.. aunque tienes disculpa, que la zonita está bastante impracticableeeee y más para los forasteros!

un besito :)

Laura dijo...

Me ha gustado mucho el post nena, que no falte nunca la ilusión porque es el motor que nos mantiene vivos a todos, unas veces se esconde, pero hay que saber que sólo tienes que buscarla con toda la confianza de que la volverás a encontrar justo en ese momento dónde ya no te la esperas. Me alegro de que la hayas encontrado :) un besazo