martes, 25 de septiembre de 2007

Cambiando

Cuando las verdades que no queremos reconocer salen a la luz, es cuando inevitablemente tienes que creertelas, por mucho dolor que esto haga, no tenemos mas remedio que afrontarlo. Afrontarlo porque si, porque no podemos luchar contra ello, ni contra nadie, solo podremos despotricar, insultar y maldecir a esa persona que ha estado mintiendo tanto tiempo a su pareja y a sus padres. Haciendo creer a su pareja que era él el motivo por lo que nada funcionaba. Cuando cabrona..., era ella la que estaba con otro.
Vienen tiempos jodidos, si, lo diviso en horizonte de mi habitación, cuando le veo apoyado en el marco de la puerta, mirándome, con las manos en los bolsillos, pidiéndome "un minutillo para charlar". Se destapó, se destaparon todas las sospechas. Y entonces hay que afrontarlo, sin mas demora, ser pacientes y dejar que las heridas se curen, claro esta, para que se curen... hay que cuidarlas. Y eso es parte que me toca, cuidar de esas heridas para que cicatricen bien, solo deseo hacerlo bien, y tener toda la paciencia que el necesite de mi.

Así... sin mas... la semana que viene comienzan cambios, tanto para él, como para mi. Tendré menos tiempo libre (si, menos del que ya tengo) pero... es lo que hay.

3 comentarios:

formentera6 dijo...

tiene mucha suerte de tenerte a su lado apoyandole... animo

SinMedida dijo...

Malas pécoras hay en todas partes.
Espero que tú no des con ninguna.
Y ahora a darle ánimo x) que sabes mejor que nadie.

Un besito y cuidate tú también, guapa.

rutty dijo...

Desgraciamente la gente no siempre nos sorprende para bien, alguno hay que te sorprende para mal y alguien paga los platos rotos, tiene suerte de tener gente como tu a su lado.

besitos