martes, 7 de noviembre de 2006

por los retrasos

Por los retrasos y por tantas cosas acumuladas en el pecho.
Se que no debo escribir mucho, por que es peor para mi muñeca, pero ya, ha estas alturas, paso de todo, el dolor me jode, pero es soportable, hay mas cosas que no soporto y tambien las aguanto.

Primero quiero dar las gracias a esa persona que se denomina "rara" cuando lo primero que es, es una persona que solo es corazón, que no tiene una mala palabra, y que jamas te dice que NO, una amiga, mi AMIGA, esa persona que me da rabia ver que la vida le hace vivir una y otra vez malas pasadas, no me explico porque, no se lo merece, siempre atenta que no te falte nada, siempre acompañando y escuchando, INCONDICIONAL. Me duele no poder hacer nada para que su felicidad sea PLENA. Aunque espero que la chuper sepa que hago y hare todo lo que este en mi mano.

Por otro lado, como otras veces ya he comentado por aqui, ¿Donde esta nuestro sitio? ¿Que hacemos si no tenemos una meta donde llegar? Estas preguntas resonaban y aun lo hacen, una y otra vez en mi cabeza, por eso para no escucharlas mas, ha sido el paso definitivo para pedir el alta medica, aunque no paran de rondar mi cabeza.
¿Donde esta mi sitio?¿Cual es? A veces yo misma caigo en saco roto, y es que no me entiendo, y tambien, es que prefiero no hacerlo. Solo se que... no encuentro mi sitio, y esto no lo he hablado con nadie, corrijo, si, hoy se lo he comentado a una "futura amiga?" (es que la pobre ultimamente me esta escuchando todo lo que me ronda sin mediar palabra la pobre, que bendita!) No se, no me encuentro en ningun sitio, ni me encuentro con nadie, asi la conclusión a la que llego es que el problema no es lo que me rodea, si no YO.

No merezco, no la merezco, sus palabras de aliento, su fuerza, su tesón, la adoro, pero no la merezco, por que a alguien a la que la estoy haciendo sufrir y a la estoy haciendo llorar, me ofrece su mano? Si por mi gilipolleria interna y externa, por mi niñeria, por mi DECISION, no se como responder a esos grandes gestos que tiene conmigo, todo lo que pueda decir se queda pequeño a su lado. Lo que si se, es que gracias a ella, he aprendido y estoy aprendiendo mucho.

Los medicos por fin han dicho cosas buenas, el Lupus de mi madre se ha frenado, en breve le retiraran el tratamiento y seguiran vigilando. Pero por ahora mi madre ha vencido, campeona.

Hace cinco minutos lo hablaba con una flor, sobre otra persona, y mientras hablaba me veia a mi misma reflejada. NO TENGO UNA META.


12 comentarios:

estrella fugaz dijo...

tranquila, creo que a esta generación las metas nos quedan un poco grandes a todas, yo tampoco la tengo, o por lo menos no una meta a largo plazo.
Esta etapa pasará.
Un beso

yuyu dijo...

y quien necesita una meta?

pitu / yang dijo...

y dice un refran, caminante, no hay camino, se hace camino al andar...
un besin!!

Rita The Singer dijo...

Estoy con la enfermera. No hay que agobiarse con el final del túnel aunque lo veas, sólo hay que pensar en el siguiente paso y cuando lo consigas, en el siguiente. Y cuando menos te lo esperes ia estás fuera. Y ia sabes que tienes muletas en las que apoyarte ;)

Aunque parezca eterno, te dedico un trocito de mi libro favorito:


A Beppo le gustaban estas horas antes del amanecer, cuando la ciudad todavía dormía. Le gustaba su trabajo y lo hacía bien. Sabía que era un trabajo muy necesario.

Cuando barría las calles, lo hacía despacio, pero con constancia; a cada paso una inspiración y a cada inspiración una barrida. Paso-inspiración-barrida. Paso-inspiración-barrida. De vez en cuando, se paraba un momento y miraba pensativamente ante sí. Después proseguía-paso-inspiración-barrida.

Mientras se iba moviendo con la calle sucia ante sí y limpia detrás, se le ocurrían pensamientos. Pero eran pensamientos sin palabras, pensamientos tan difíciles de comunicar como un olor del que uno a duras penas se acuerda, o como de un color que se ha soñado.

Después del trabajo cuando se sentaba con Momo, le explicaba sus pensamientos. Y como ella le escuchaba a su modo, tan peculiar, su lengua se soltaba y hallaba las palabras adecuadas.

- Ves Momo- le decía, por ejemplo-, las cosas son así: a veces tienes ante ti una calle larguísima. Te parece tan terriblemente larga, que crees que nunca podrás acabarla.

Miró un rato en silencio a su alrededor, entonces siguió:

- Y entonces te empiezas a dar prisa, cada vez más prisa. Cada vez que levantas la vista ves que la calle no se hace más corta y te esfuerzas más todavía, empiezas a tener miedo, al final estás sin aliento, y la calle sigue estando por delante. Así no se debe hacer.

Pensó durante un rato. Entonces siguió hablando:

- Nunca se ha de pensar en toda la calles a la vez, ¿entiendes?

Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente.

Volvió a callar y reflexionar, antes de añadir:

- Entonces es divertido; eso es importante, porque entonces se hace bien la tarea. Y así ha de ser.

Después de una nueva y larga interrupción siguió:

- De repente uno se da cuenta de que paso a paso, se ha barrido toda la calle. Uno no se da cuenta cómo ha sido y no se está sin aliento.

Asintió en silencio y dijo, poniendo punto y final:

- Eso es importante.


Un beso enorme. Xq tú lo vales.

Endoki dijo...

Tu sitio... tu sitio eres tú. Con tus metas, sí, todas esas, grandes, pequeñas, sin sentido o con él, con nombre o sin palabras que las puedan expresar... muchas, diferentes, contradictorias, ¡vivas!.

¿Dónde está el problema? ¿Por qué ha de ser un problema?

Recibe lo que te llega, quizá no se te dé porque lo merezcas, seguramente no desaparecerá porque no lo merezcas... pero es para ti, es tuyo, forma parte de tu sitio.

L´Avendetta dijo...

me alegro mucho de que tu mamá esté mejor :-) y tú, ya sabes: a descansar.

la rara dijo...

Hola amor!!!! No hace falta que me des las gracias por nada. Creo que tampoco hago tanto.
En cuanto a esta época por la que pasas, no te preocupes.... Creo que tod@s pasamos por lo mismo y más o menos creo que es a la misma edad. No te preocupes, verás como se pasa..... La única meta que tienes que tener es vivir. Vivir el día a día y disfrutar todo lo que puedas de las cosas y las personas que te rodean. Hacer cosas fuera del trabajo que te llenen y te apetezca hacer, como bailar o viajar. No te preocupes ni te agobies por nada más. Los planes y las metas cuanto más a largo plazo los pienses peor salen. Ya verás como así te sientes mejor contigo misma y eres más feliz.

Muchos besitos.

arispiq dijo...

Creo que la primera meta que todos tenemos en esta vida es vivir y disfrutar de las cosas que tenemos alrededor, aunque eso siempre no sea asi y pasemos por momentos en los que nada lo veamos claro, no tienes que agobierta, deja que las cosas se vayan poniendo poquito a poco en su sitio y con paciencia empezarás a ver de nuevo esas metas que buscas...y tu sitio, ya lo descubrirás ;)

Me alegro mucho de que tu mami este mejor y sea una campeona, ¿sabes? creo que eso, se lleva en los genes de tu familia, si.

Quiero seguir aprendiendo a tu lado.

Un besito muy grande, me voy corriendo a clase... :****

Se buena con tu muñeca ;)

rutty dijo...

Me alegro que tu madre este mejor.

Las metas van apereciendo y el lugar el lugar lo vamos haciendo poco a poco, Tranquila ya verás como con el tiempo vas viendo las cosas. Creo que pocas de nosotras tenemos una meta clara, solo tenemos paradas en el camino, y en esas paradas siempre hay alguien para charlar.

Cuidate, malota

Sita dijo...

Hey!!! Cómo me alegro... estamos en fase de superaciones sabes??? Sí, hazme caso que lo sé yo... Joder, tu madre... qué alegría!!!

Y tú... pues eso, ya sabes... mucha fuerza y un millón de besos. Muuuuuá!

Hada Gris dijo...

Hola preciosa.

Creo que a veces nos obsesionamos con tener una meta, algo por lo que luchar y seguir adelante... a veces nuestra meta es esa; encontrar una meta. En otras ocasiones (otras rachas, o estados de ánimo)luchamos por algo en concreto. Y ortas, y estas me parecen las más bonitas, nos centramos en que no existe tal meta y de que cada día ha de ser un día genial e increíble (ya sabes, eso de buscar la magia en cada rinconcito).

En algunas ocasiones, esas rachas no nos gustan, otras sí... pero ya sabes, los estados de ánimo van fluyendo... y si en algún momento lo pasas mal lo mejor es concienciarse de que esa temporada es finita, que se va a terminar y le seguirá otra mejor.

Lo que hay que tener es ganas de seguir, de fluir, de cambiar aquello que no nos gusta...

Mil besazos y una patadita.

Labrujamala dijo...

me alegro por lo de tu madre...un abrazo niña ;-D